30.4.08

LA ARENA DEL RELOJ VIII


"Hemos llegado a ser todavía más jóvenes". Escuchado en la radio. Alguien decía que la juventud de su época había sido más heroica y vital que la actual.


**



**


El contacto con los otros relativiza el carácter fatal de mi imagen del mundo. Los otros añaden sus percepciones a las mías. Si de pronto todos los emigrantes que hay actualmente en España se fueran, sentiría una gran tristeza, el haber perdido una alta ocasión de comunicación humana.


**


Deleuze inventa el concepto "singularidades preindividuales" para definir actitudes o expresividades anteriores a todo ahormamiento cultural, a todo control sobre el sujeto.
Deleuze utiliza este concepto con tal destreza, creando en su discurso una excitante vibración de acoplamientos con otros conceptos novedosos, que no importa que no ponga un solo ejemplo de lo que es ,concretamente, una "singularidad preindividual". La brillantez teórica suple lo que podía no ser sino un envase vacío, una abstracción. Demiurgias del lenguaje. ¡Y convence!


**


¿Qué es un signo? En una película de risa, de pronto se produce una escena impropia y equívoca, insólitamente desagradable. He ahí uno.


**



Dice Paul Valéry: "El hecho de pararse añade algo de infinito".
Cualquier cosa quieta - un retrato, una arquitectura, una estatua - parece que es para siempre. El reposo de la quietud los nimba con una perdurabilidad ilimitada.
Por otro lado, cuando me detengo, salgo del aturdimiento del movimiento continuo, de la ceguera en que me había instalado hasta entonces. Si me paro, me doy cuenta de la proporcionada dimensión que habitamos, que nos envuelve sin que percibamos sus estructuradas líneas. Se abre la posibilidad de visionar cualitativamente las cosas.
Al detenerme percibo la realidad de una presencia, lo que me lleva a interrogarme sobre el destino de esa presencia y sobre las implicaciones de ese objeto en el espacio que me acoge a mí también. Al pararme, parece que le restituyo sus propiedades, reconozco de algún modo su originariedad, aunque sólo sea por unos momentos. A partir de ahí se inician todos los análisis.


**

Cada uno es protagonista exclusivo de la vida.
Las jerarquías son, más o menos, ficciones para hacer inteligible el curso global de la sociedad.

No hay comentarios: