23.11.10

UN POEMA
Este poema lo escribí al amanecer, el día 25 de diciembre de la temporada pasada. Lo había olvidado y como no se va a publicar en ningún sitio y, desde luego, no va a ganar ningún premio, se me ocurre colocarlo aquí.
ALBA DE NAVIDAD
Despierto toda la noche de Nochebuena,
asisto fascinado y aturdido
al despertar lento del día de Navidad.
¿Por qué es tan melancólica el alba?
El alba despide una época
iniciando otra,
borra mundos que se repetirán
con personajes nuevos.
Qué pereza y qué esperanza volver a nacer de nuevo.
Al alba veo lo inútil que es abarcar la historia,
comprender el universo.
Es al alba cuando los días de la vida cumplidos
se desvanecen como si nada,
y el inextricable pasado
es ya irrecuperable o nunca ha existido.
Apenas puedo solucionar una migaja de este misterio:
al amanecer, una era se ha clausurado
y otra,
emprende, dubitativa, su andadura.
La luz iniciará, como si fuera la primera vez,
la ruta del mundo.

2 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Queda muy bien expresado el significado del Nacimiento, en este caso de un nuevo día pero por extensión de una nueva vida.
Saludos desde el otro lado del pensamiento.

Angeles dijo...

No soy de blogs ... por falta de tiempo y de constancia. Pero acudo con agrado, aunque sólo sea por una vez, a los blogs amigos. El renacimiento de tu poema me ha conmovido en estos tiempos de cólera y navidad más artificial que nunca. Te dejo este poema antagónico de desesperanza.

Guirnaldas

¿Por qué, en diciembre,
necesitas el espíritu del árbol
para adornar el vacío de tu casa?

No vendrán a cantar los visitantes,
recogerán la miel de los panales
y sin decir adiós, seguirán su ruta.

Ángeles Lence