12.9.13

TEOREMA WITTGENSTENIANO DEL PÉNDULO QUIETO


 
 
 


1.Lo estático es el estado inercial de las partículas no acontecidas.


2. El ángulo que el péndulo quieto corta es el espacio comprensible, frente al resto (espacio no elocuente).


3. Las sumas ciegas de espacio, son, literalmente, nada ante el filo luminoso del péndulo que blinda posibles accidentes de convergencias inútiles de espacio.


4. La posición suspendida del péndulo vuelve a confirmar una lógica de las distribuciones espaciales que los herméticos bautizaron
como localizaciones gemelas: “lo que es arriba es como lo que es abajo”.
 
 

 
 



5. El dibujo que el péndulo traza confirma que las energías aéreas proyectan sobre la superficie gravitatoria sus pistas de desplazamiento e interconexiones ingrávidas.


6. El péndulo supone una maniobra sutil, cenital , fugaz y delicada de cálculo y descripción.


7. El péndulo quieto indica el origen técnico de un cálculo. Es la orfebrería concisa de la horas y los cursos gravitatorios.

 
 
 
 
 
 


8. Del péndulo quieto al péndulo penduleando hay la diferencia fenomenológica del tanteo teórico a la ejecución; del aparataje tecnológico a la descripción de la aventura de sus competencias; de la indicación a la estadística de indicaciones; de la belleza al uso de la belleza; de la contemplación a la discriminación cuantitativa.


9. El péndulo quieto o es una pose, o un abandono superficial o un culto a la escultura soñada
de los artífices.


10. El péndulo en movimiento traza los cursos magnéticos, indica el arabesco que articulan, invisiblemente, las energías, observa las conexiones sutiles, vislumbra el horizonte de las horas en devenir.


11. Bajo el péndulo, sobre la superficie en la que se proyecta, reposa el dibujo invisible y bidimensional de un
anillo de Moebius. 
 
 
 
 


12. El anillo de Moebius señala la posición estática del péndulo como el sumun de sus operaciones posibles, la saturación de todos sus movimientos prospectores.



13. El péndulo quieto es una figura tranquilamente hiperbólica de la hecatombe, o bien, de la cesación simple, o el símbolo eventual de las eras que se suceden en la delineación de una finalidad motora de los cuerpos y la tierra en el espacio.


14. Indicador de sucesos inmóviles, de flujos rasantes, auscultador de los latidos telúricos, de las flexuosidades regresivas, rastreador de ejes y paralelas, vislumbrador de senos gravitacionales, amanuense veraz de los pululantes y precisos conflictos magnéticos.
 
 
15. El péndulo quieto es un momento de la historia tecnológica, un gesto de la aventura cognoscitiva.      


 
 

1 comentario:

José Antonio Fernández dijo...

Pues sí, el péndulo es el instrumento reflexivo que automatiza lo real.