16.4.18




 
LA MAÑANA

 

                                                   Siento en la mañana

cómo la inteligencia estira sus venas

y va ensortijando las palabras nuevas,

cómo el cuerpo responde a la vibración de la luz,

y el concepto se inviste de divisas varias

que articulan su significado,

y se organiza el día

al son de los átomos y el deseo,

y todo va fluyendo en dirección única y múltiple,

impulsado por la clarividencia tranquila.

 

Cada reflejo define superficies,

liga espacios

y es la claridad el adjetivo de la hora que somos

 

Qué destino tendrá esta hora

que se emprende sin equipaje,

a dónde irá lo que hoy se viva.
 
 
 
      Si memoria es el suceso

qué acontecimiento se hará digno de ella.
 
 
 
 Multitudes urbanas, alma solitaria,

puntos cardinales de la aventura

que rota en cada instante,

rosa de los vientos

  • girando en la superficie
de un acto simple  y decisorio.

 

El vértigo del día se difuminará

cuando caigan los copos de la tarde

y el cuerpo se suma en la fiebre

que lo borrará de toda historia escrita.

Entonces devendrá la meditación de los árboles,

el tiempo ejecutado.

Otros se aprovecharán

del universo, tras él, dilucidado.

 

No hay comentarios: