23.7.10



EL LENGUAJE DEL MITO


Así soy yo frente al ordenador, según Emma, una niña de 7 años. Es curioso, pero siento cierto escalofrío contemplando el dibujo: me veo flotando en un espacio indeterminado, atemporal, agitando el ratón como si fuera un látigo, con los pies al revés y con una inquietante sonrisa que es más la de una máscara que la de una cara. Con qué naturalidad fluye el pictograma y lo fantástico en la imaginación creadora infantil. El esquematismo hechizado de esta imagen surge de la misma inspiración que articula lo arquetípico en la obra de Picasso, los fetiches africanos o el grafismo mágico de un Miró. Un elemental estudio iconográfico, el análisis semiótico de la representación confirmarían la gradación de estas correspondencias. ¿Qué redescubrieron las vanguardias sino la imaginería mitológica del inconsciente, la potencia anímica del pintarrajo?

1 comentario:

José Antonio Fernández dijo...

Muy buena explicación del dibujo. Me ha hecho sonreir.
Un saludo.