5.5.11



CITAS INOLVIDABLES Y PATAFÍSICAS


Yo no creo que la ciencia per se sea suficiente para darnos la felicidad, como tampoco creo que mi propia visión científica haya contribuido demasiado a mi propia felicidad, cuyo origen atribuyo a defecar dos veces al día con infalible regularidad.
Bertrand Russell



Nunca he acabado de ver una hoja de árbol.

José Ortega y Gasset



Es verdad que la categoría de infinito no tiene consecuencia moral de ningún género.

Estanislao Sánchez Calvo



Se me ocurrió (en la primavera de 1902) que el mar profundo debe estar relacionado con el crimen.

Otto Weinninger



A veces la paz de los campos se parece demasiado a la de los cementerios

Dicho por un vagabundo



Lo que viene al mundo para no perturbar nada no merece ni miramientos ni paciencia

René Char



La velocidad del pensamiento es infinita.
Guilles Deleuze



Esta mañana la hija de la montaña sostiene en sus rodillas un acordeón de murciélagos blancos.

André Breton


Tendría que considerarse si la mayor o menor forma oval del cerebro tiene que ver con las capacidades aerodinámicas de su dueño.

Blas Finisterra



Érase una vez un castillo en una habitación.

Cuento anónimo

1 comentario:

José Antonio Fernández dijo...

Seguramente sabrás cual cita me ha gustado más. Es facil de saber, eh.
Pásate por el blog de Blanca Andreu, hace una pequeña reseña de tu anterior entrada. Oye, te llama poeta, qué suerte!