1.2.12

NIEVE






 



Una amiga me envía, desde Sibiu, ciudad de Rumanía, donde es profesora universitaria de literatura comparada, esta serie de instantáneas cuasi arcangélicas. Si bien el frío se nos antoja hostil a la calidez de la vida, las sensaciones e impresiones que la nieve transmite, son de fragilidad, de pureza, de pulcritud, de primorosa belleza. Qué serie de infinitas,  imperceptibles y delicadas ramificaciones de cristales de nieve se extienden, invisiblemente, bajo el calmo fulgor blanco, formando estas poéticas  extensiones. Un paisaje nevado es como el paisaje primero, el mundo antes del hombre.

2 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

La nieve tiene la capacidad de tapar y el don de la uniformidad, como si el paisaje perteneciera al mismo cuadro.

José Antonio Fernández dijo...

Por cierto, unas fotos premonitorias. Está nevando donde prácticamente nunca lo hace. Hasta han anulado la asistencia a los colegios. ¡Qué exagerados!! O no llegan o se pasan, en fin..