31.7.12

DIETARIO







Rimbaud representa el signo inquietante del destino del poeta moderno, pero su malditismo, sus correrías y desastres, sacralizados por sus críticos, me hartan, llegan a cansarme. Mallarmé me fascina. Desde la quietud y el retiro realiza una obra breve pero de una sofisticación sorpresiva que inaugura definitivamente la modernidad en poesía. Aunque sean ellos dos, precisamente, según Steiner, los responsables de la crisis de la poesía, del límite inventivo de lo expresable. 


Cuánta delicadeza en las cosas que por ser real, las vuelve deliciosamente etéreas y precisas, cuánta dignidad emanada de las personas cuando dicen en ausencia absoluta de violencia, con soberanía, su palabra y brilla su rostro y su persona, sin imposturas, con fluidez.


Aún somos jóvenes puesto que aún somos raros.
Rafael Cansinos -Asséns


Las pisadas sin historia sobre la arena


El blog como diario íntimo es una impostura. La exhibición internáutica contradice el carácter secreto de la confesión. Pienso en los cuatrotopecientos mil manuscritos de los diarios de Amiel, ése héroe de las blandas anfractuosidades de la subjetividad que confiaba más en la pluma y el papel que en la comunicación humana.   



La significación del verano es meridiana: distensión, relax, tregua a las complejidades psicóticas. El paraíso del no interpretar: sol, playa, manantiales de sensaciones envolviendo el cuerpo. Precisamente el verano es la hora del cuerpo, de su atención y disfrute exclusivo. Pero incluso en esos momentos, el pensamiento no cesa de viajar: se inicia el período de las lecturas no obligatorias, de las lecturas gozosas. 



Piénsame, pensamiento, para que me encarne en vértice de mí mismo, para que llegue a ser la excelencia concreta que soy



Las tapaderas redondas de las alcantarillas son redondas porque no son cuadradas.

No hay comentarios: