25.7.12

UN POEMA EN UN BLOG





Dónde se cumplen estas palabras que digo
sino en el espacio inmaterial del ciberespacio,
imagen etérea de la dilatable memoria;
dónde se sumen las palabras preciosas
sino en el seno multitudinario del hipertexto
confundiéndose con otras
de distinto timbre e intención.


 
Un poema en un blog
es como una lámina de cristal
en el agua.
Parece una suerte de tautología,
como si el verlo flotar
en un continente virtual y sin límites
supusiera una repetición de su sustancia.


 
Y la impronta de su gramática
no evitará que pronto
se convierta en “entrada antigua”
deglutida por el frenesí incansable
de las actualizaciones.


 
Un poema en un blog
no es un blog en un poema,
o casi:
la maquinaria de los versos
dan constancia de un ardor, de un pensar,
son la crónica de las aventuras
de un cuerpo
o de las anécdotas que marcan
tal secreta aventura.


 
Si la red pierde en el piélago de sus circuitos
estas confesiones,
qué memoria sino la de un lector,
 - ocasional y proverbial -
rescatará de la verbosidad ciega
la comunicación poética.

No hay comentarios: