17.5.13

MÍSTICAS TERNURAS

 
 
 
 
 
 


 
 

 
Qué os parecen estas tiernas escenillas: la cabeza plateada
del Buda de la suerte jugueteando con la seráfica figura del niño Jesús.
Los dioses son tranquilos cómplices entre sí, mientras nosotros
nos debatimos en nuestra imposibilidad de volver a ser como niños.
 

1 comentario:

keena(ada zeron) dijo...

Me ha gustado mucho y tienes mucha razon!!