5.6.13

DONACIONES DE LA SIESTA








 
Esta tarde, leyendo, me quedo semidormido, y en el duermevela, sueño la frase:
Que la muerte aprenda a vivir sin nosotros
 
Es lamentable que el destino de frases como ésta se pierda por su origen confuso o azaroso. A esta frase, en particular, podríamos darle un vívido sentido esperanzador, aunque no sepa decir si estando totalmente despierto se me hubiera ocurrido alguna vez. 



No hay comentarios: