18.2.16

MOSAICO ESPÍRITA


 
Una sílfide fotografiada






El paraíso según los años cincuenta.






 

 
Arena, polvo, rocas, ¿la tierra ancestral? Casi: imágenes de la luna.








La sonrisa de la chica me desconcierta. No me deja pensar la antigüedad de este daguerrotipo.








Al parecer, la única fotografía, de autenticidad certificada, de Isidore Ducasse, el conde de Lautremont.






El futuro pasado.










La sugerencia elocuente.










Dos miembros de la secta más óptima imaginable, la de los artistas: Gustave Klimt y su musa.









Miembros en trace de otra secta, esta más chocante o prescindible: los adoradores de Pan.












Juerga bohemia: entre los interfectos, Santiago Rusiñol.










El retiro ideal: Monet en su casa convertida en un jardín lleno de flores y pájaros.
 

No hay comentarios: