miércoles, 3 de enero de 2024




Ráfagas. OBRA POÉTICA COMPLETA. Octavio Paz

 

La figura y la obra de Octavio Paz hacen resurgir en mi memoria una época deliciosa de descubrimientos y disfrutes plenos de literaturas, aquellos días finales de los setenta y  primeros años de la década de los ochenta, cuando uno aún no había llegado a los veinte años de edad, pero los ingredientes sustanciales de lo que sería el imaginario estaban ya claramente citados y concitados. Volver a aquellos años me sume en una dulce melancolía, ya que hago repaso ineludible de mi memoria y las lecturas a veces marcan períodos en la existencia. Pero esa melancolía también se mezcla con la fascinación que la obra de Paz produjo en mí, que era un forofo de la musa surrealista tanto en pintura como en poesía.

De este modo, lo primero que leí de Paz fueron poemas suyos en una edición, cómo no, de Seix Barral e, inmediatamente después, su singular El mono gramático, que me pareció entonces el culmen de la operación conjunta de pasión intelectiva e imaginación poética. De hecho, los libros que a mí me hubiera gustado escribir son el Asklepios de Miguel Espinosa y esta elucubrativa pieza en prosa de Paz.

  

**

 

En una ocasión, Blanca Andreu me confesó que leyendo a Octavio Paz no había encontrado versos realmente notables. Yo le contesté que quizá Paz no era tanto un poeta de versos memorables como autor de una dinámica obra poética y especialmente, ensayística. De todos modos, encuentro esto en un poema que esta estupenda edición de Galaxia Gutenberg recoge: tus ojos, topacios impíos como la verdad.

 

**

 

La raigambre surrealista de la escritura de Paz se percibe en su manejo brillante de la imagen, en la imaginación que activa su percepción. Durante una larga época de mi vida, este tipo de poesía cubría mis necesidades interiores ante una definición viva del mundo; no precisaba de  otros idearios o recursos.  La realidad que la poesía de Paz defiende es la que se encuentra en ese amplio margen de nuestro soñar el mundo y rebautizarlo con una definición ágil y brillante.  Este verso: los espacios fluyen y se despeñan bajo la mirada del tiempo petrificado; es típico de la maniobrabilidad mágica de la poesía de Paz. El tipo de hipóstasis que se encarna en la poesía del poeta mexicano produce estas conversiones mágicas, describe evoluciones fantásticas, potencia la mirada onírica del entorno vital y de la experiencia propia,  convirtiendo tales tesituras en aventuras literarias.    

 

**

 

Toda poesía proyecta un mundo. Es quizá en los poemas en prosa de Paz donde tales mundos reflejan con precoz nitidez sus referentes imaginativos y la índole de sus temáticas. El vínculo con la poesía en prosa que los literatos franceses posibilitaron a fines del XIX es claro en la producción de Paz. El poeta mexicano es consecuente no sólo con su estética sino con la concienciación que el lenguaje suponía tanto como problema filosófico como límite expresivo de mundos. Lo que el simbolismo y el surrealismo junto con el modernismo en español supusieron como aventura lingüística se refleja con brillantez en los poemas de Paz. La consecuencia se revela en una potenciación de la visión del mundo de la vida a través de una estética cuya adscripción se tradujo en compromisos lingüísticos y políticos evidentes.

 

**

 

La poesía de Paz recoge todo aspecto de la realidad, humana, social, simbólica, mitológica, desde la aguda perspectiva que articula una poética de la imaginación y de la potenciación poética del lenguaje. No hay otro ideal o política que determine la escritura de Paz. Aunque nos relate su biografía o las circunstancias económicas de un país como México, la base de su verbo es el enriquecimiento de toda visión a través de esa potencia única que alcanza la videncia y que es el lenguaje de la poesía.

 

**

 

 

Entre los aspectos relevantes de la poesía de Paz hay una que se destaca casi como leitmotiv en su obra: la intercambiabilidad de la apariencia de las cosas. Lo distinto es ya lo mismo. Aquí, Paz coincide con alguno de los principios del budismo o los acoge como  estímulo de sus motivaciones generales. Esto se convierte en aquello, o bien es aquello lo que se transmuta en lo de más allá. Y es sólo la poesía quien puede expresar con nitidez el ritmo y profundidad de estas transformaciones de la realidad. Ya que la realidad es un trasunto del lenguaje y gracias a este se puede obrar la videncia de manifestar las metamorfosis que son el mundo.   

 

No hay comentarios:

    RETROFUTURISMO   Todo lo que, a fines de los años cincuenta y primeros de la década de los sesenta supuso, en cuanto a diseño aeronáutic...