martes, 12 de julio de 2022

DE CÁRCEL A MUSEO

Este sábado visité la cárcel vieja de Murcia. Había tenido noticia de que se había convertido en un museo y de que, este,  estaba abierto hasta las diez de la noche. Pero en Murcia, ya a principios de junio las cosas ya no funcionan exactamente como los medios confirman y el público se desplaza a las playas, porque, efectivamente, di con la carcel pero cerrada. Tampoco importó mucho, pues la exposición que tenía lugar y que durará hasta septiembre, tal y como vi en la tele, apenas consta de un par de imágenes deslavazadas que hacen alusión al juego espacial interior-exterior que es en sí como ha quedado la disposición del lugar. Y eso es lo que he fotografiado, esa suave remitencia de un espacio a otro, esa alusión entre las ubicaciones abiertas de  fuera y las de dentro (estas últimas, vírgenes para mí, pues el museo estaba, como he dicho, cerrado). 

























No hay comentarios:

    RETROFUTURISMO   Todo lo que, a fines de los años cincuenta y primeros de la década de los sesenta supuso, en cuanto a diseño aeronáutic...