viernes, 2 de septiembre de 2022

ETERNO RETORNO DEL PERDÓN




Hastiada la Divinidad de la violencia e iniquidad de la humanidad, decidió exterminar lo que había sido su más excelente invención.

Ideó, entonces, un plan cartográfico para repartir selectivamente el grado de aniquilación que cada territorio se había ganado por su maldad reincidente.

A EEUU por su producción y exportación sin límites de violencia de todo género, le bastaría un par de pequeños meteoritos para quedar reducido a una aldea pantanosa.

Con respecto a Rusia, todavía imperialista y banalmente destructora de territorios ajenos, le iría destinado un fortuito cortocircuito para que el Kremlin entero ardiese con todos los gerifaltes dentro.

Inundaciones infinitas coronadas por docenas de virulentas pandemias, reducirían los mil millones de chinos a mil habitantes de ojos rasgados.

Una suerte de selectivos terremotos surcarían el medio oriente tragándose ciudades enteras de jihadistas y palurdos barbudos.

Desde su fulgor constante, la Divinidad iba a efectuar sus planes de aniquilación del perverso género humano, pero algo vibró en el horizonte de su luz infinita que le hizo titubear: la esperanza depositada en los niños inocentes que eran el futuro del planeta, las mujeres que sumaban su belleza e idiosincrasia al adecuado rumbo del mundo, los pocos hombres que no deseaban sino la harmonía y la justicia.

Así que a última hora, a punto de provocar el fin del cosmos con un impulso mínimo de su Voluntad, la Divinidad se planteó su plan. Decidió no realizarlo, creyendo que las cosas todavía podían cambiar gracias a esas personas y perdonó, como había hecho otras veces, el impudor del mundo hasta que, de nuevo, por su perversión, se mereciera un castigo y lo volviera a perdonar.     

No hay comentarios:

    RETROFUTURISMO   Todo lo que, a fines de los años cincuenta y primeros de la década de los sesenta supuso, en cuanto a diseño aeronáutic...