miércoles, 16 de agosto de 2023

DIARIO DE AGOSTO




11 DE AGOSTO. VIERNES

Noche de viernes extraña. Todas estas noches de este aniquilante y agobiante verano están siendo extrañas. Desplazándome por el pasillo a las tres de la mañana  y divisando las puertas y las habitaciones de casa, asisto a la indeterminada prolongación de este tiempo que me ofrece la Divinidad. Me entra el pánico. Pienso ya mágicamente. Hasta cuándo va a tener paciencia  Dios conmigo. A muchas personas les ha llegado ya su hora. A gente más importante o valiosa que yo.  Sesenta años y soñando como un adolescente con Karinas virginales y misteriosamente eslavas. Madre mía.

 

El amor a la teoría me obliga a un eterno mirar pero no tocar, me determina a una virtualidad en todo, a veces agónica: satisfacción moral, mundo profesional, relación sentimental, etc… Si digo que no estoy en la vida, mi entorno familiar cree que empleo una expresión, una frase hecha. De ahí la angustia, el drama secreto al que yo me he acostumbrado fatal y dolorosamente.



Como no estoy en la vida para que la existencia sea soportable la imaginación tiene que  encargarse de compensarlo todo. Sueño constantemente lo que haría y cómo viviría. Y me doy cuenta perfectamente del desastre que esto significa, pues los sueños, en mi caso,  se mantienen, generalmente, como sueños: no se cumplen.

 

Libros y música: mis únicos conductos por los que libero energía y disfruto. Los únicos.  

 

Leo esta esta página del día de hoy. Siniestros estamos. Este verano está siendo mucho peor para mí que la pandemia.   

 

No hay comentarios:

EMBALSE DE LA PEDRERA

De mi última visita al embalse de La Pedrera me ha sorprendido el aspecto azul turquesa de las aguas. No las recordaba con semejante color. ...