martes, 24 de diciembre de 2019




EXAMEN DE INGENIOS.
José Manuel Caballero Bonald

Tengo la sensación de que determinados géneros literarios, por su conformación sintética,  propician la efectividad crítica cuando quien los practica, atesora experiencia vital y dinámica gradación lectora. Eso es lo que ocurre con este apretado volumen de retratos literarios de Caballero Bonald. Por sus páginas desfilan, en una tan concreta como esplendente sucesión las figuras, por ejemplo, de Luis Rosales, Leopoldo Panero, Joan Tápies, Francisco Nieva, Mario Vargas Llosa, Carlos Edmundo de Ory, Torrente Ballester, Carlos Barral, Emilio Lledó, Rafael Alberti o Camilo José Cela. Los retratos, una suerte de aplicación de la écfrasis a la relevancia y psicología del autor literario en cuestión, podrían venir a ser, perfectamente, un pretexto para la exhibición de estilo. En este caso, la altura escritural de Caballero Bonald, nos permite asistir a una gustosa exposición en la que el perfil del personaje queda fijado a través de un juicio preciso sobre sus aptitudes creativas e intelectivas así como de sus singularidades fisiológicas y temperamentales. A propósito de estas últimas, destacaría el examen a que somete la figura de Josep Pla. Lo chocante de su aspecto e indumentarias contrastaba con el carácter sorpresivo de su escritura y de su obra.  Los retratos de Lezama Lima o de Octavio Paz son de tendencia elogiosa, mientras que en el de Borges, además de reconocerse la brillantez y la originalidad de su obra, se denuncia de modo tácito el beneficio del que que el autor argentino disfrutó con respecto a algunas de las decisiones de la dictadura militar de Perón, entre ellas, el  ser director de la Biblioteca Nacional, sumando a esta información, encuentros personales  de no muy simpático recuerdo. No he leído el volumen entero pero sospecho que no existirá el artículo meramente pulverizador. Caballero Bonald no emplea la saña, pero sí afronta con un concentrado despliegue de medios, los aspectos notables y contradictorios de los retratados. Véase, a este respecto, el artículo dedicado a José Hierro o las consideraciones que afloran en el de Juan Gil-Albert. Corriendo el riesgo de lo tautológico, brillante ejercicio este examen de ingenios del poeta Caballero Bonald.  




No hay comentarios:

    RETROFUTURISMO   Todo lo que, a fines de los años cincuenta y primeros de la década de los sesenta supuso, en cuanto a diseño aeronáutic...