jueves, 15 de abril de 2021

End of A day*



Hace cuatro años ya desde nuestra tragedia. No pasa un solo día sin que pueda olvidarte: te recuerdo en el aire, en la música, te recuerdo hasta en mi voz. Como cada vez que se acerca este aniversario, sueño contigo, bueno, sueño con un zorro anaranjado con ojos tan negros como aquella noche, oscura y fría, pero tu corazón siempre fue cálido…

Esta noche me ha visitado de nuevo, pero esta vez me ha guiado a un templo japonés, el Japón de tu infancia, entre  kakemonos, bonsáis, y un tatami donde he podido ver a una mujer elegante sirviendo el té con las manos finas y delicadas. He respirado el equilibrio y la sencillez del ambiente, he conectado con ese lugar, el lugar espiritual. Siguiendo tus pasos me encuentro dentro del pabellón, protegido por altos cerezos rosados y bambús verdes que dan sombra en las esquinas de mi sueño.

Y tú ya no estás allí, ahora está tu familia, tu madre, tus dos hermanas y tu abuela, todas cosiendo delicadamente. Se oyen los pájaros y las cigarras, y me siento un intruso en este lugar, no encajo con el paisaje, no en tu mente.

Oh, y todo va más lento, el viento silba a través de las finas cañas de bambú, todo lo que puedo ver es verde, verde y luz. Ellas me miran, yo les devuelvo la mirada, y puedo ver estrellas en sus ojos, lágrimas no derramadas, lágrimas tristes. A sus espaldas puedo ver distintas criaturas, iluminando su aura, guiando sus costuras.

Tú, pequeña criatura, me miras desde la sombra, y solo puedo respirar, respirar tan profundo como me permiten mis pulmones. Y ahora siento que estoy en un sueño, un lugar tan onírico y utópico que me inquieto, ¿Qué quieres decirme? Deberías decirme tus pensamientos, ahora no puedes pensar nada que no sea cierto, ya no te da miedo.

Se levanta despacio, como todo en este lugar, y tararea una sencilla y lenta melodía. Cinco notas se repiten sin cesar, cinco, y mira a su izquierda, el pasado. Entonces lo comprendo, es la historia de la luz, la historia que contaste, que viviste, hace tantos años, cuando aún eras feliz y la luz era parte de ti.

¿Qué pasó? ¿A dónde hemos ido? Ahora sigo escuchándote, y yo también estoy llorando, tanto dolor y mucho que llorar, tres amigos más gritan conmigo. Sentimos que te vemos a través de un cristal, realmente nada ha cambiado, ¿verdad? Espero que no te sientas triste, ya no, hiciste un buen trabajo, lo hiciste bien.

 



*El título del trabajo (End of a day) pertenece al álbum ‘Story Op. 1’ del artista Kim Jong-hyung (Seúl, 8 de abril de 1990- 18 de diciembre de 2017), integrante del grupo coreano SHINee, el cantante cometió suicidio el 18 de diciembre de 2017.

 

Gema Piñeiro López

No hay comentarios:

EMBALSE DE LA PEDRERA

De mi última visita al embalse de La Pedrera me ha sorprendido el aspecto azul turquesa de las aguas. No las recordaba con semejante color. ...